lunes, diciembre 22, 2008

Ci scommetto che nevica, tra due giorni é Natale...

Sin duda las Navidades son fechas que muchas veces nos recuerdan cosas y personas que ya no tenemos y comprendo a quién dice que odia esta época del año, por el sufrimiento que supone el recordar otros años, otras noches como estas pero más felices.

Cuando era niña pasábamos la Navidad en casa de mi abuela y nos juntábamos toda la familia por parte de mi padre.
Él tiene 5 hermanos con sus respectivas mujeres e hijos y al final éramos tantos que no cabíamos en el salón.
Ahora vivimos muy lejos de todo aquello y somos cuatro gatos, mi abuela ya no está, la casa en la que pasé las horas más felices de mi infancia ahora está habitada por extraños y mis tíos ya no se hablan entre ellos por culpa del cochino dinero (me parece tan absurdo esto último... me da tanta rabia...)

Pero, aún así, me gustan estas fechas.
Me gusta salir a la calle cuando ya ha anochecido y ver las luces y adornos en todas partes.
Me encanta aspirar el frío de estos días y entrar en un bar a tomar algo calentito.
Me gusta ponerme a hacer dulces navideños con mi madre y que saque año tras año los mismos manteles horribles.
Me gusta tumbarme en el sofá con una mantita y ver alguna película con la luz apagada, sólo las luces del arbolito iluminando la habitación.
Me gusta pensar en qué regalaré, encerrarme en una habitación para envolver los regalos a escondidas, colocarlos debajo del árbol un día antes para hacer sufrir a quién vaya a recibirlos y volver loca a mi hermana para que me de una pista sobre lo que hay en el paquete que pone mi nombre.
Me encanta desenvolver el primer "Pandoro o Panettone" y que de repente huela toda la habitación a Navidad.

La Navidad, nos guste o no, va a seguir llegando, cada año... y yo he decidido que siempre van a ser unas fechas especiales para mí.

No me creo la bondad que de repente algunos se sacan de la chistera en estas fechas, no soy católica ni creyente, pero estos días tienen un "nosequé" que me encanta.
Puede que sea la niña que tengo dentro, que sigue ilusionándose cada año con todo esto...

Os deseo unos "felices días" independientemente de que os gusten o no estas fechas.


lunes, diciembre 01, 2008

¿Imposible?

Ayer una mujer de 75 años me dijo textualmente: "ahora ya no pienso que hay cosas imposibles" y me pareció la frase más maravillosa del mundo.
Me lo soltó así, como quién no quiere la cosa, con una naturalidad pasmosa y lo mejor es que se notaba que le salía del alma.

Se suponía que yo tenía que enseñarle a hacer algo supuestamente complicado para alguien de su edad y al final fue ella quién me enseñó algo a mí.
Y me recordó por qué adoro a las personas mayores.

Si lo piensa ella a sus 75 ¿por qué no voy a pensarlo yo a mis 30?
Y sin embargo no lo pienso, aunque sí soy perfectamente cosciente de que el 50% de las barreras que me encuentro me las pongo yo misma.

No pretendo ser tan sabia como mi amiga septuagenaria a mi edad, pero no estaría mal no tener que esperar otros 45 años para creérmelo...

martes, noviembre 25, 2008

Ops

Creo que mi padre ha descubierto el título de mi blog y por eso voy a mantenerlo cerrado al público durante dos o tres semanas... hasta que con un poco de suerte se le olvide el tema.

Supongo que pasado ese tiempo volveré a desbloquearlo, aún así, si os interesa seguir leyendo mis chorradas podeis escribirme un correo a otratazadecafe@gmail.com, os enviaré una invitación para que podais seguir entrando.
No es imprescindible que hayais dejado comentarios alguna vez para hacerlo.


Me da una pena tremenda :( pero si él leyese algunos de los post que he publicado aquí creo que me daría algo.

Lo dejo en abierto hasta mañana, porque sé que él no tendrá acceso a ningún ordenador hasta entonces...

viernes, noviembre 21, 2008

Sin excusas

Analicemos esta situación:

Te encuentras con un conocido/semiamigo por la calle al que no ves hace 8 o 9 siglos.
Se para, te saluda rápidamente y sin muchas ganas, te pone alguna excusa para irse rápidamente y desaparece mientras tú le sueltas un: llamame un día de estos y quedamos, ehhh!
Palabras que se quedan en el aire porque ya está a a tomar por saco del sitio en el que te encuentras.

Esa persona no te llama, ni un día de estos ni un día de aquellos.
Y como el mundo es un pañuelo (y sus medidas de seguridad para no volver a cruzarse contigo nunca más no funcionan como deberían) te lo vuelves a encontrar..

Y a ti no se te ocurre otra cosa que decirle: "Quedamos en que me llamarías, pero no me has llamado ¿por qué?"

¿No es absurdo?
¿Por qué una persona no llama?
Pues (normalmente) una persona no llama porque no tiene ganas, básicamente.
Y si una persona no tiene ganas de llamarte ¿para qué insistir? ¿en qué te puede beneficiar que una persona que prácticamente pasa de tu cara te llame?

Es un poco como cuando alguien te da un toque para salir y tú te inventas mil excusas porque no te apetece, porque no tienes la suficiente confianza como para soltarselo así tal cual y entonces en lugar de dejarte en paz y otro día será, va solucionando esas excusas para que no puedas seguir diciéndole que no.

Es que... tengo un entierro
Ah, pues voy contigo

Es que... tengo que cuidar de mi abuela y...
Jo, me encantan las abuelas! Voy para allá y te ayudo.

Soy una mujer madura (?¿) y ya va siendo hora de aprender a decir una serie de cosas sin sentirme mal por ello.

NO. NO. NO.
NO ME APETECE.
NO TENGO GANAS.
PREFIERO HACER OTRAS COSAS.

Tengo la impresión de que cada día pareceré más borde, pero lo necesito, por mi bienestar físico y mental.

lunes, noviembre 03, 2008

Remedios

Notar como, poco a poco, el ibuprofeno va haciendo efecto y el dolor va desapareciendo gradualmente es una sensación maravillosa.

No entiendo a esas personas que, aunque estén muriendo de dolor, se niegan a tomar una pastilla.
Mi hermano, por ejemplo, es capaz de pasarse un día entero quejándose de algún dolor, incluso el de muelas que es de lo peor que hay, pero por sus santos coj... ejem... no se toma un medicamento ni aunque lo maten.
Y me dan ganas de decirle: o te tomas la pastilla o te callas, lo que ocurre es que no queda bonito ensañarse con alguien que ya lo está pasando mal de por sí.
¿Por qué se quejará si tiene la solución en su mano y no quiere solucionarlo?

Aunque bien pensado, con otro tipo de "dolores" nos ocurre un poco lo mismo a todos, nos quejamos pero no hacemos nada para arreglarlo.
Claro que aliviarlos no es tan sencillo como tragarse un medicamento... a veces hay que tragarse el orgullo que es mucho más amargo que un Espidifen.

Mejor no os cuento dónde he estado metida los últimos 10 días, sólo diré que he dormido 9 noches seguidas en una silla muy incómoda y que para el dolor de espalda, por suerte, sí que hay pastillita.

jueves, octubre 23, 2008

Y... 30

Las vacaciones han ido muy bien, lástima que justo después haya cumplido 30 años.
T-r-e-i-n-t-a.
Socorro.

Nunca he creído en esto de las crísis de los 30, 40, 50, losquesean, pero... jo.
30 años.
Que recuerdo cuando era peque y las niñas de mi edad me preguntaban cuantos años tenía mi madre y yo contestaba que 30 y nos parecía "supermayor".
Que también me viene a la cabeza lo que me imaginaba que serían mis 30 y... jo.
Que me acuerdo de cosas que pasaron hace veinte años.
Que hasta "antes de ayer" el concepto "hace veinte años" estaba ligado a "cuando tú aún no habías nacido". Ahora ya no, no sólo había nacido sino que tenía ya 10 años.

¿Será cuestión de ir mirando cremitas al retinol?
He analizado detenidamente mi cara ante el espejo de aumento y de momento no hay arrugas.
Quizá sea una de las pocas cosas buenas que he conseguido heredar de mi madre.
Nunca me había parado a buscarme arrugas, la verdad.

El día de mi cumpleaños pasaron varias cosas:

Mi amiga V. me llamó llorando a las 9 de la mañana para comunicarme que no podía venir a celebrar porque su marido había hecho las maletas y se había ido de casa.

Mientras hablaba por teléfono con mi amiga P. se dio un golpe con el coche.

Ingresaron a Mr.N. en el hospital.

Si mi abuela viviera todavía seguro que me habría dicho: ¿y qué esperabas? ¿no ves que es viernes 17?

----------------------------------------------------------------------

PD1: viernes 17 es el correspondiente italiano de martes 13

PD2: todas las cosas malas que pasaron el día de cumpleaños se han resuelto más o menos bien.

PD3.: sí, ya sé que el año pasado a los que cumplisteis 30 os dije que no pasaba nada... qué fácil es hablar cuando no eres tú la implicada :P

sábado, octubre 04, 2008

A presto

Escribiría sobre una serie de situaciones absurdas que se encadenan una detrás de otra últimamente o de una pequeña preocupación que tengo clavada en la cabeza desde hace un par de semanas. Podría hacer un resumen de las últimas conversaciones estúpidas que he tenido con varias personas...

...pero no tengo tiempo.

Porque me voy de vacaciones hasta el día 15 y salgo ahora mismo.
Vaya, ahora que había cogido carrerilla con el blog.

martes, septiembre 30, 2008

¿Es vergüenza ajena?

¿Por qué cuando por ejemplo voy en mi coche escuchando la radio y dan paso a las llamadas en las que los oyentes exponen sus opiniones, el 80% de las veces tengo que bajar el volumen para no oírlas, o cambiar de emisora?
No lo puedo evitar, sobretodo cuando se nota que el locutor tiene que cortar la llamada por falta de tiempo o interés general y la persona sigue y sigue hablando y se va por las ramas contando y empieza con esas cosas con las que no puedo, como enhorabuena por el programa, lo escucho todos los días y me encanta, soy fan y blablabla... y al final lo acaban cortando de malas maneras.

Lo mismo me ocurre con los programas en los que hay conexión con algún lugar lejano y el corresponsal no oye lo que se dice en plató y habla y habla y no se da cuenta de que le están cortando y los espectadores siguen viendo en una pantallita pequeña, detrás del presentador, a esa persona que sigue hablando y gesticulando.

Lo preocupante es que no sólo me pasa con estas cosas, me ocurre también con las películas y las series.
Cuando veo que el protagonista está a punto de meterse en una situación vergonzosa, no puedo seguir mirando!
Por ejemplo cuando se ponen a cotillear en cajones ajenos y tú piensas "te van a pillar", y efectivamente le acaban pillando y evidentemente no hay excusa que valga porque los cajones no se abren solos.

Tengo que hacérmelo mirar.

viernes, septiembre 26, 2008

Noticias frescas sobre el caso de las abuelas clonadas

La chica me ha contestado muy amable y alegremente diciendo que vaya cosa tan graciosa nos ha pasado. Su abuela, casualmente, se llama igual que la hermana de la mía, pero claro, eso no es nada extraño teniendo en cuenta la cantidad de "Marías" que hay en el universo.
Además, tenemos relación con mi tía abuela y ella no tiene nietos.

Que seamos familia es difícil, pues ellos son de Bologna de toda la vida y mi familia por esa parte es toda de Nápoles.

Así que, simplemente, su abuela es un doble de la mía o viceversa.

Lo raro es que ella no me ha pedido que le mande una foto, aunque sí que sigamos escribiéndonos.
No se la mandé en el primer mensaje porque no sabía cómo iba a reaccionar, no sé, no quería asustarla, pero ahora que me ha contestado estoy por enviarsela, para que alucine un rato.

Dios mío, tres actualizaciones en tres días... esto podría suponer el fin del mundo tal y como lo conocemos.

jueves, septiembre 25, 2008

Comunicazione di servizio

A volte i desideri si avverano.
Tutto qui.

miércoles, septiembre 24, 2008

Casualidad

Ayer, en un rato de aburrimiento, me puse a cotillear fotos en Flickr.
Es uno de mis pasatiempos tontos preferidos, voy saltando de cuenta en cuenta pinchando en los comentarios o busco directamente alguna palabra o algún lugar.

El caso es que, en una de esas, pinché en el nombre de un usuario y acabé en la cuenta de una chica italiana que hace complementos artesanales.
Esas cosas me encantan, así que me puse a mirar todas las fotos desde el principio... hasta que llegué a una foto que me dejó de piedra.

Según ponía en la descripción, las personas que aparecían en la foto eran sus abuelos.

Eso no tendría nada de curioso si no fuera porque la mujer era exáctamente igual a mi abuela, y cuando digo exáctamente igual, me refiero a que podrían ser clones perfectamente: mismos rasgos, mismo pelo, mismos dientes, la media sonrisa tan característica... incluso el tipo de ropa que llevaba la mujer en la foto era igual a la ropa que solía llevar mi abuela.
Tan igual era que le enseñé la foto a mi hermana y me preguntó qué hacía esa foto de la abuela en internet y quién era el señor que estaba a su lado.
Si mi abuela no hubiese muerto hace tantos años habría jurado que era ella.

Qué casualidad que con todos los usuarios que hay en Flickr, con todas las fotos que hay para ver, haya caído justo en esa foto...

Y ahora me estoy pensando si escribirle o no a la chica... aunque no sé muy bien qué le diría.

lunes, septiembre 08, 2008

Evidencias

Cuando vas caminando por la calle y un anciano se te acerca para susurrarte en tono lascivo las palabras: "Salvaje bonita", te das cuenta de que... es hora de volver a alisarte la melena.

miércoles, septiembre 03, 2008

Cosas que hice la semana pasada

. Disfrutar de una enorme cama de matrimonio, sólo para mí.
. Recolectar moras, con pinchazos incluídos.
. Visitar Comillas.
. Bañarme en el Cantábrico.
. Dejarme arrastrar por las olas.
. Jugar a las palas en la orilla.
. Visitar San Vicente de la Barquera.
. Dejar que una niña de 12 años me pintase florecitas en las uñas.
. Pasear por el monte y fotografiar vacas.

. Recordar qué son las hortigas.
. Visitar Cabárceno y elegir a las girafas como mi nuevo animal preferido.
. Alojarme en un "pueblo" de 50 habitantes.
. Descubrir que allí no había cobertura y disfrutar de ello.
. Conducir 26 km para comprar el desayuno.
. Visitar Santander.
. Comprender que no se puede luchar contra la humedad y por consiguiente:
. Dejarme el pelo en su estado natural.
. Vivir en chanclas.

. Comer helado de pistacho.
. Ponerme morena.

. Darme cuenta de que no necesito ni la mitad de las cosas que tengo.
. Pensar que podría vivir perfectamente en un pueblo de 50 habitantes.
. Leer "Sabor a Chocolate" de José Carlos Carmona.
. Echar de menos a quién no debo.

miércoles, agosto 06, 2008

Agosto

Me duele la cabeza.
Un compañero de trabajo se ha empeñado en bajar la temperatura de la oficina dos graditos más, debe tener una estufa atornillada al culo o algo por el estilo, así que mientras yo muero congelada y me abrigo con lo que pillo, sigue quejándose del calor que hace aquí.

La verdad es que el verano me tiene mustia.
Más de uno me tirará tomates o me enviará algún virus mortal después de esto pero... ¡estoy deseando que vuelva el invierno!
Por lo menos, si tengo que pasar frío, que sea frío "natural" y no los 18º de aire acondicionado que mis compañeros de trabajo me obligan a soportar.
Para luego salir a la calle y meterme en el coche a 39º

Vino Mr. N a pasar 3 días e hicimos un poco de vida familiar, mis padres se portaron bastante bien con él y lo recibieron haciendo pizzas en el horno de leña del jardín.
Se me hacía tan raro verle ahí, socializando con mi familia, era algo como surrealista y aún tengo que decidir si me ha gustado la experiencia o no.
Él se fue de aquí encantado y dice que está deseando volver. Pero ¿quiero que vuelva? No sé.

He adoptado otra gata... ahora tengo 3 monstruitos esperandome en casa y las manos llenas de arañazos.
La última adquisición tiene sólo 4 meses y una mala leche que no le cabe en su pequeño y peludo cuerpecito tricolor.
He intentado hacer las presentaciones para integrarla en la familia gatuna y de minina adorable, cariñosa y ronroneadora, se ha convertido en la versión felina de la niña del exorcista.
Nunca había visto a un bicho tan pequeño armar semejante escándalo. Sólo le ha faltado ponerse a darle vueltas de 360º a la cabeza.
Y en esas estoy, cada vez que vuelvo del trabajo monto la tercera guerra mundial en el salón... menudo espectáculo: la enana gruñendo y bufando cual posesa y las otras dos mirándola con los ojos como platos, como diciendo: "¿y a esta de dónde la habeis sacado?"

Vacaciones, bonito palabro pero ¿eso qué es?
Ni rastro de ellas, de momento, ni de la jornada intensiva.
Tengo la esperanza de que septiembre sea mi mes... cruzo los dedos.

Y como no, sigo esperando algo, sin saber exáctamente qué es.

jueves, julio 03, 2008

¿De dónde eres?

Normalmente uno contesta un par de palabras, pero en mi caso genera toda una serie de cuestiones

¿De dónde eres?
Soy italiana
Ah, pero no tienes acento, no se te nota
Es que llevo muchos años aquí
Vaya, entonces eres casi española ¿no?
Bueno...
Claro que sí y tendrás la nacionalidad española ¿no?
No, soy italiana, tengo nacionalidad italiana
¿Y por qué? después de tanto tiempo en España ¿no sería mejor tener la nacionalidad española?
Nací en Italia, pasé mi infancia allí, toda mi familia es italiana, tenemos costumbres italianas... me siento más italiana que española.
Y... ¿hablas italiano?
Sí... es lo que tenemos los italianos...

Y la conversación sobre si sería mejor cambiar de nacionalidad sigue y sigue.
Algunos incluso me intentan convencer de que en realidad soy española.

La verdad es que no me importaría serlo ¡pero es que no lo soy!

Conclusión:

Una no puede ser italiana, vivir en España y hablar en español con acento español.
Estas tres condiciones para muchos parecen no ser compatibles.

Eso sí, en cuanto hay un acontecimiento en plan España-Italia en la Eurocopa, o Berlusconi suelta alguna parida (para no variar), o el Vaticano hace de las suyas, entonces sí que vales como italiana para que te señalen con el dedo ("es que los italianos sois así o asá") y te calienten la cabeza.

En fin, yo lo que quería era dar las GRACIAS a quién corresponda por el triunfo de España en la Eurocopa '08. Gracias porque, a partir de ahora, cuando se trate algún tema futbolístico en mi presencia que incluya Italia y España, dejarán de recordarme a Tassotti, Luis Enrique y el codazo de marras. Ahora me hablarán de San Iker. Sólo espero que no pasen otros 14 años dándole al mismo tema.
¿Sabeis lo que es estar 14 años oyendo las mismas cosas cada vez que se habla del tema? Como si el codazo se lo hubiese arreado yo a Luis Enrique, más o menos :P


P.d. y off topic pero:¿alguien sabe qué ha sido de Diana? Niñaaa, vuelveeee

martes, mayo 27, 2008

A cuadros

Así es como me he quedado tras tomar en consideración algunos trozos de conversaciones que he tenido últimamente con algunas personas.

1. Hablando con mi amiga y vecina J. sobre su inminente examen de inglés de la escuela oficial de idiomas:

OtraTazadeCafé: pues si yo ahora mismo tuviera que hacer un examen oral de inglés, moriría de vergüenza.
Amiga J.: ¿tú? ¿vergüenza? ¿¿¿con lo lanzada que eres???






2. Hablando con Mr.N. sobre la famosa comunión

OtraTazadeCafé: y ahora a sentarse en la mesa con toda esa gente que no conozco de nada, qué palo...
Mr.N.: ¿cómo que "qué palo"? ¡con lo abierta que eres!






3. Hablando con mi hermano sobre los familiares de Mr.N.

OtraTazadeCafe: quedarme a dormir en casa de los padres de Mr.N. no me hace mucha gracia... son muy amables y se empeñan en que me comporte como si estuviese en mi casa pero no soy capaz. Vamos, no me veo abriendo la nevera como Pedro por su casa.
Mi hermano: anda ya, seguro que luego llegas ahí y como si nada, como siempre.






Supongo que estarán de coña (espero).

Porque no es posible que a estas alturas de la película todavía no se hayan dado cuenta de que soy un ser tímido y cuasi-antisocial ¿verdad?

viernes, mayo 23, 2008

Crónica de una comunión

Cada vez que cierro los ojos veo madres pintadas como puertas, cubiertas de encaje, en equilibrio sobre tacones de 15 cm. gritandole a Menganito que si se arruga la camisa lo lamentará.
Me pregunto cuál será el récord total de niños en una misma comunión pero sospecho que el domingo nos acercamos bastante.
No aguanté mucho tiempo en la iglesia y menos mal, porque la ceremonia duró más de hora y media.
Había una voz estridente que resonaba en kilómetros a la redonda, que iba indicando a los familiares lo que tenían que hacer, lo cual me horrorizó bastante.
Aquello más que los alrededores de la iglesia parecía un Carrefour, sólo faltaba que le pidiesen a alguien que retirara su vehículo.

Resulta que al final la familia de N.R. fue más sensata de lo que yo pensaba y en lugar de montar un banquete en un restaurante, montaron unas mesas en su casa.

Cuando N.R. abrió el regalo entre la multitud de familiares que había allí congregados, oí una especie de murmullo en plan:

- oh, es un juguete
- un juego!
- ¿Quién le ha regalado esos "playmobi"? (esto último me mató, lo reconozco)

El mejor momento del día fue cuando N.R. sentenció indignado:

- ¡ESTO no es un juguete! ¡Es La Estrella de la Muerte!

Creo que hasta empezé a quererle, aunque duró poco.

Cuando todas las mujeres que había en casa empezaron con el ajetreo de platos, sillas, servilletas, etc. y Mr.N. había desaparecido en combate como siempre, divisé un grupo de hombres apiñados sospechosamente en un sofá, delante de la tele: Estaban viendo Moto GP.
Me encantan las carreras, no me pierdo ni una y si ellos podían verla ¿por qué yo no?
Así que me hice sitio en un brazo del sofá y en un momento ya había discutido con todos ellos para defender con uñas y dientes a mi Valentino Rossi... ¡que estaba remontando!
Lo estaba pasando bomba y pensando que al final el día iba a ser mejor de lo que imaginaba, cuando de repente noté una manita en mi hombro.
Me giré y allí estaban las pequeñas y sucias manos de N.R. sujetando los mandos de la Wii a la altura de mi cara.

- Me ha dicho tío Mr.N. que te vengas a instalarme esto, que tú tienes una.

¡Será cabrón!

Miré a los demás ocupantes del sofá que seguían mirando la pantalla, disimulando para hacerme creer que no habían oído nada.

- Sí... ahora voy... es que...

Y de repente aparecieron otros 15 niños diciendo que querian jugar a la wii YA.
Así que tuve que levantarme e instalarles la dichosa consolita, organizar turnos y explicarle a N.R. que no podía jugar él todo el rato aunque fuese el día de su comunión.

Y como ya me había perdido media carrera, aproveché para vengarme y pegarle una paliza a los bolos.
Creo que la próxima vez se lo pensará dos veces antes de venir a buscarme para que le instale algo :P

Al final me tocó firmarle en el libro-recordatorio: Anda, ponle algo bonito al niño, para que cuando sea mayor lo lea y se acuerde.

- Siento haberte apalizado a los bolos, la próxima vez echamos un tenis.
Fdo. OtraTazaDeCafé.

viernes, mayo 16, 2008

Dios te salve, María...

El domingo tengo la comunión de N.R. (Niño Rancio, sobrino de Mr.N.)

¡Una comunión!
Yo que pensaba que ese tipo de eventos estaban completamente obsoletos ya y resulta que ahora no sólo sigue existiendo eso de la primera comunión sino que cada vez se parecen más a banquetes de bodas.

Mis padres ni siquiera me bautizaron.
Ninguno de los cuatro hermanos hemos hecho nunca la comunión.
He leído bastante la biblia (por curiosidad, básicamente) pero no tengo ni idea del "protocolo" de iglesia.
Fui a un colegio de monjas en Roma porque estaba justo en frente de la que por aquel entonces era nuestra casa, pero lo único que recuerdo de aquello es que los sábados por la mañana había que ir a clase con una pieza de fruta y un paquete de tabaco para los pobres* y que era la única que no se levantaba a decir las oraciones antes de empezar las clases.

Como decía... del protocolo sólo sé que algunas veces dicen algo de "la paz" y hay que darle besos o apretujones de mano al primero que pilles.

Así que en las ceremonias, cuando el cura dice esas frases a las que hay que contestar en coro, me quedo sentada en mi sitio y la gente me mira de reojo.
Los que me rodean me hacen gestos para que me levante, que queda feo y yo me pregunto si no es peor levantarse en esos casos cuando la cosa ni te va ni te viene.
Quedarse fuera tomando una caña sería una opción, si no provocara esas miradas asesinas de: Sólo has venido para ponerte morada en el banquete.

Hay que hacerle un regalo a N.R., que para los niños los regalos de comunión son el único aliciente de ese mini-circo.
La madre de Mr.N. había sugerido una suerte de cadenitas, anillos-sello, boli dorado con la fecha de la comunión grabada y todo un sinfín de regalos-putada.

- Sí mujer, una cadenita y así la lleva siempre en el cuello.

Dios me libre de comprar esas horteradas.
Le he comprado La Estrella de la Muerte.




* En Italia hay clases los sábados por la mañana también y no, el paquete de tabaco no lo llevaba nunca, con consiguiente bronca de la monja-profe, claro está.

viernes, mayo 02, 2008

Regresiones

Llevo unos días con gripe y un mal estar general horroroso, hace tiempo que no me encontraba tan mal.
De todos mis males sin duda lo que más me fastidia es este dolor de garganta que no me deja ni hablar.
El miércoles no me podía ni mover así que me quedé tirada en mi cama todo el tiempo.
Supongo que bañarse en el mar en abril no es buena idea, porque aunque haya 30º el agua está congelada. Pero no lo puedo evitar, si llevo el bikini y estoy al lado del mar, una piscina, un río o un lago... ¡me tengo que bañar!

Lo único bueno de tener gripe cuando vives con más gente es que te cuidan y te preguntan constantemente cómo te encuentras, te traen calditos a la cama e incluso quién normalmente no pisa tu cuarto, viene a hacerte alguna visita.

Incluso mis gatas que casi nunca se dignan a subir hasta mi buhardilla se han pasado los dos días tiradas encima de mi cama, yo creo que los animales nunca dejarán de sorprenderme.

Lo mejor de todo es que el miércoles por la tarde mientras estaba adormilada con esos dos seres peludos enroscados a mi lado, sentí una presencia.
Bueno, suena un poco a "hecho paranormal" eso de la presencia, pero ¿no os ha pasado nunca que a pesar de no haber escuchado ruido ni pasos habeis sentido que hay había alguien ahí?

Me dí la vuelta, abrí los ojos... y me encontré a mi padre de pie, delante de mi cama, mirándome atentamente, como hacía cuando yo era pequeña. Se quedaba ahí observandome, como si intentara adivinar mi estado de salud analizando mi cara y mi respiración mientras yo me hacía la dormida.
Pero esta vez le sonreí y él me devolvió la sonrisa. Después plantó su mano en mi frente, sacudió la cabeza y dijo casi en un susurro: parece que no tienes fiebre.
Luego le hizo un par de perrerías a las gatas, las miró sonriente, como alegrándose de que me hicieran compañía.
Y tal como vino, se fue.

Y yo seguí sonriendo, alegrándome por un momento de estar en este lamentable estado.

viernes, abril 25, 2008

¿Sincero?

Algunos, con la excusa de ser condenadamente sinceros, se creen con derecho a pisotearte y decirte las mayores barbaridades sin ninguna clase de remordimiento ni tacto, porque claro, ellos son "muy sinceros" y ser "sincero" ya se sabe, es la mejor de las cualidades.

- "Siento decirte esto, pero es que yo soy muy sincero y claro..."

Acto seguido empiezan a echar por tierra tu trabajo o a hacer comentarios desagradables sobre tu aspecto o a insinuar algunas cosas sobre tu pareja o a dar opiniones que nadie les ha pedido.
Y " te lo digo por tu bien" y "te lo digo para que mejores" y bla, bla, bla.

Ya.

Suelen ser muy cobardes porque estas cosas no sólo te las dicen cuando te ven más indefensa, sobretodo te las sueltan cuando estás tú sola.

Estas personas son las que consiguen sacar lo peor de mí, ese lado oscuro que nadie quisiera conocer, porque me vuelvo intratable y lo único que puedo hacer es buscar la manera de devolver el daño, con intereses.
Sé que no debería ponerme a su altura y es por eso que, poco después, me arrepiento. Pero no lo puedo evitar.

Digo yo que habría que aprender a diferenciar entre "crítica constructiva" (bienvenidas sean, siempre) y "crítica destructiva".

Además ¿por qué esa manía de hacer tanto hincapié en la propia sinceridad?

Dime de qué presumes...

Senza commenti

Ultimamente, non so perchè, mi viene sempre in mente una canzone che mi mette un po' di tristezza.

Anzi, non solo un po'...
Ma cosa mi succede?
Ho scritto fiumi di parole che nessuno leggerà mai e continuo a scrivere senza sosta.
E per giunta in italiano.

É incredibile come una semplice canzone, che puoi sentire anche per caso da qualche parte, abbia il potere di scombussolarti la vita.

Ma ogni volta che penso a A. succede qualcosa che poi mi fa sentire in colpa.
Incomincio a pensare che non è semplicemente una coincidenza.
Come se non avessi neanche il diritto di immaginare.
Mi piacerebbe sapere dove cavolo ho sbagliato, qual' è stato esattamente il momento in cui ho commesso l'errore che sto pagando adesso e che continuerò a pagare, forse per sempre.

Anzi, forse come dice la canzone, non lo voglio sapere.

"Oggi è un giorno qualunque, oggi si vive comunque..."

E già, purtroppo è proprio così...

martes, abril 15, 2008

Bucles

Creo que necesito equilibrio para sentirme bien, pero no sé cómo encontrarlo. Viajes y más viajes, me involucro en montones de cosas que no me interesan demasiado, sólo para no tener que pensar mucho en cosas que me hacen sentir mal.

Organizo, desorganizo, hago y deshago, muevo muebles, cambio de look, monto y desmonto cosas, me pongo a crear y crear para luego tirarlo todo a la basura.

Intento concentrarme en algunos recuerdos no demasiado lejanos y me doy cuenta de que mi subcosciente los ha eliminado o los ha encerrado en algún rincón de mi cerebro que no logro alcanzar.
Creo que es porque así me duelen menos, es curioso, quiero recordar algunas cosas pero no lo consigo, no consigo verlas con claridad.

Y si no fuera por determinadas pistas que encuentro por aquí y por allá, para mí sería como si determinados momentos de mi vida jamás hubiesen existido.
No sé si todo esto es muy normal...

Vuelvo a usar esto como rincón de autoanálisis, sorry.

martes, febrero 19, 2008

Surtidor (...o incomprensión II)

Lleno el depósito de mi coche y entro en la tienda para pagar.
Agarro una bolsita de ositos de goma (para el camino), la pongo encima del mostrador y le digo a la chica que me atiende:

- ¿Me cobras esto y el surtidor número dos?

Pasa los ositos por el escaner, teclea algo, me mira y me dice:

- Lo siento, pero en el surtidor tres no hay nadie...

- Ya... pero... ¿me cobras el D-O-S?

Echa la cabeza para atrás para poder mirar por una ventana que hay al lado de la caja y me dice:

- Tiene que haber un error, en el tres no hay ningún coche. ¿O lo has movido?

jujuuu... empiezo a pensar que me está vacilando... además, es un poco absurdo que me pregunte si lo he movido, puesto que, aunque así fuese, en el surtidor quedaría pendiente de pagar el importe de la gasolina y le saldría en el ordenador.
Analizo durante unos segundos su cara... pero no, no me vacila, está hablando completamente en serio.

- El coche R-O-J-O (le digo, me encaramo al mostrador para poder mirar por la ventana y le señalo con el dedo mi coche, a ver si cambiando la táctica...)

- Ahhh! pero ese es el surtidor número D-O-S, mujer!

- ....

Pago, agarro mis ositos de goma, voy a salir por la puerta y oigo a la chica que le dice a una compañera:

- Vaya lío se ha hecho la pobre.

jueves, febrero 14, 2008

And the winner is...

Premios. De eso va el post de hoy. Bueno, dejémoslo en "minipremios". Hace ya unos días, Gaby me nominó para el meme "blogger del día", otorgándome dicho premio y pasándome la pelota para que a mi vez nomine otros 7 blogs que a mi juicio merezcan esa mención.

La verdad es que hay tantos blogs que me encantan que la elección es complicada, así que en un principio voy a reducir la lista de posibles bloggers del día a aquellos que aparecen en la lista que hay en la columna lateral de este blog --->

Nomino como bloggers del día a:

Pampanitos Verdes y su "A cinco pies del suelo": por compartir con nosotros su visión de aquellos detalles de la vida en los que a veces apenas nos fijamos.

Jorge y su "Bali Hai": porque lo descubrí hace poquito pero me gustó tanto su forma de escribir que inmediatamente tuve que añadirlo a favoritos.

Treiral y su "Case Zero": por la sinceridad con la que escribe y porque tanto esfuerzo hincando codos bien merece un premio :)

DarkShu y su "Close the world, open the next": por sus reflexiones, que no tienen desperdicio.


Horizonte y su "Contemplando el horizonte": por el valor de escribir sobre sus sentimientos abiertamente y exponerse a los comentarios de quién ve la situación sólo desde fuera.

Jc y su "Diario de un hombre perplejo": por su cercanía, por la música, por su optimismo contagioso.

Gaby y su "Diario íntimo de una mujer aburrida": porque con su humor hace que me pregunte cómo se le ocurrió ponerle ese título a un blog que de aburrido no tiene absolutamente nada, por su etiqueta "ella cree que rima".

Finnegan Bell y sus "Grandes esperanzas II": porque no tiene pelos en la lengua ( o en los dedos o, bueno, ya me entendeis), porque aunque en el post de hoy diga que es un cursi y un ñoño, es un cursi y ñoño de los que me gustan... y por esa historia de amor que nos hace suspirarrrr

_yh y su "Intelligenti Pauca": por sus fotos, porque es un torbellino y eso me encanta

Herel y su "Laberinto 7": por su ingenio, porque en su blog siempre se aprende algo nuevo... y por los textos que pone encima (o debajo) de las fotos, que me hacen siempre mucha gracia

Aiyana y su "Mejor suerte que talento": por esas historias cortas que tanto me gustan.

Senda y su "Quiero una galleta más": porque su blog es una genial mezcla de humor y experiencias vividas.

Uncafesoloporfavor y su "Un café sólo por favor": se lo daría ya sólo por el nombre, pero también por sus consejos, por compartir sus pensamientos, porque con cada uno de sus post hay de regalo una taza de café

¿Qué? ¿Son más de siete? uys, no me había dado cuenta...



Aclaraciones:

1- Este post y S.Valentín no tienen nada que ver, me gustais pero tanto como estar enamorada... :P
2- Yo también tengo derecho a ponerme cursi de vez en cuando. ¿No?
3- Los muñecajos del logotipo son de la fuente Tombats, de Divide by Zero
4- El orden es alfabetico, al igual que la lista de links de la columna lateral

martes, enero 29, 2008

10 cosas que nunca hice

1) Enrollarme con un tío con la simple finalidad de enrollarme con un tío.
2) Emborracharme hasta vomitar.
3) Esquiar
4) Decirle "te quiero" a algún miembro de mi familia/amigo
5) Decirle a J. que aunque hayan pasado mil años desde que lo dejamos, no pasa un día sin que me acuerde de él.
6) Ahorrar
7) Quedar con algún desconocido que haya leído este blog
8) Usar autobronceador
9) Comido caracoles
10) Conducido un ciclomotor

Pues sí, llenemos el vacío con post simples.

Y vosotros, ¿qué no habeis hecho nunca?

viernes, enero 25, 2008

Auto análisis

En los últimos días tengo una sensación que no sabría muy bien como describir, pero creo que si lo tuviese que definir con palabras, lo que más se acerca es "vacío".
No sé muy bien por qué estoy así y eso es lo que más rabia me da... sentirme "rara" y no saber detectar el motivo.
Porque saber el motivo es tener la solución y de momento ni uno ni lo otro, sigo aquí ausente, sin saber si ir o venir, sin ideas claras, sin ganas.

Analizando un poco los últimos días no hay nada que haya cambiado, nada malo ha pasado, no he discutido con nadie, nada de nada.

Será precisamente eso, que no pasa nada de nada?
¿No debería sentirme así si supiera qué es exáctamente lo que quiero que pase?

Ahora no espero nada, en estos momentos mis expectativas están a cero patatero.

Será eso, sí...

jueves, enero 17, 2008

Incomprensión

Tengo dos compañeros de trabajo que no se entienden cuando hablan.
Cuando digo que no se entienden no me refiero a que no entiendan lo que quiere decir el otro ni que tengan dos puntos de vista diferentes, me refiero a que no comprenden qué palabras se dicen mutuamente.
Y eso que hablan el mismo idioma.

Y aquí estoy yo de traductora.

Sujeto A: ¿Era correcto el número de teléfono que te pasé ayer?
Sujeto B: (le mira con cara de pez) ¿mmm?
Sujeto A: que si era correcto el número de telefono que te pasé ayerrr
Sujeto B sigue con la cara de desconcierto.
Sujeto A me mira con una ceja levantada.
Miro al sujeto B y repito: Que si era correcto el número de teléfono que te pasó ayer.
Sujeto B: (se le ilumina la cara) Ah, sí, por fin pude contactar.
Sujeto A: (cara de pez) ¿Cómo?
otratazadecafé: Ha dicho que sí, que pudo contactar

Se miran de reojo, me miran... y se va cada uno a su sitio.

(????)

miércoles, enero 02, 2008

...and a happy new year?

El 2008 lo empecé de forma estresante, como todos los años.
Tomando las uvas con mi familia y una tropa de vecinos, porque según dicen, en estas ocasiones cuantos más se junten mejor.
Estábamos tan tranquilos jugando al Trivial, ya tenía en mi poder 4 quesitos y a mis hermanos de morros, podía leer en sus caras la idea de empezar a hacer trampas... cuando llegó la marabunta.

Un minuto antes de la campanadas, el marido de J. andaba en la cocina de mi casa pelando y "despepitando" sus uvas mientras su mujer le gritaba desde el salón que se diera prisa, a la vez que fulminaba a su suegra con la mirada porque ya estaba masticando algo que se parecía sospechosamente a una uva.
No se puede empezar el año tranquilamente, no.
Hay que embutirse de uvas después de una cena de tres horas, quedarse sordo con los petardos mientras ves a los gatos correr a esconderse con las orejas plegadas y el pelo de punta, cuando todo el mundo mastica, babea y farfulla "feliz año nuevo", los niños preguntan a grito pelao si pueden tomar un poquito de cava y todo el mundo se agacha para esquivar el tapón de la botella...

En mi casa, a pesar de que en nuestro país lo de las uvas no se sabe ni de que va, adoptamos la tradición de tomarlas hace años. Creo que fue a raiz de una nochevieja en Badajoz. Aún me pregunto a estas alturas de la película qué se le había perdido a mi familia en Badajoz como para pasar allí una nochevieja, si no conocemos a nadie de allí.
El caso es que dejamos la simple y tradicional cuenta atrás italiana que culmina en beso y brindis, por el paripé de las uvas que, según mi madre, es mucho más entretenido.

Y todos los años, mis padres compran esas uvas gigantes que más que uvas parecen ciruelas, llenas de pepitas infinitas, con esa piel gruesa y crujiente, nada de uvitas tipo moscatel no, nuestras 12 uvas apenas caben en los vasos de plástico que usa mi madre para repartirlas, te las podrías comer a mordiscos si quisieras... o si te diese tiempo.
Y no contentos con todo esto, intentan obligarte a comer una cucharada de lentejas estofadas, porque en Italia en fin de año lo que da suerte son las lentejas.
Una cucharada de lentejas después de las uvas... puag!

Propósitos para el año nuevo: terminarlo con TRANQUILIDAD.

-------------------------------------------------------------------

Esta mañana he dado un paseo por los blogs que leo habitualmente (son muchísimos, una cantidad industrial... pero no me dejo ver en la mayoría de ellos, simplemente leo) y me he dado cuenta de que el 2007 ha sido una porquería de año para muchísima gente.

Pero qué pasa con el 7 ¿no se supone que es por excelencia el número de la buena suerte?