miércoles, abril 13, 2005

No sé contar

No soy capaz de contar a los demás las cosas que me pasan.
Me he dado cuenta hoy, más que nunca, hablando con una amiga por teléfono, sobre el fin de semana pasado.
Ella me pregunta que tal, yo contesto: bien.
No me salen más palabras.
No soy capaz de empezar a contar qué he hecho, qué he visto, con quién he estado...


Mis amigas son todo lo contrario, cuentan todo, con pelos y señales, incluso las cosas que no tienen que ver directamente con ellas.

Así, como un culebrón, vivo las historias de las amigas de mis amigas, tanto que ya es inevitable que cada vez que hablo con ellas les pregunte que tal menganita con el novio y que tal fulanita con aquel lío en la universidad, aunque no las conozca ni de vista.
Y cuentan como se sienten, qué les duele, todo lo que piensan aunque sean cosas sin importancia.

He intentado analizarlo un poco y creo que el mío es un problema básicamente de autoestima.
Porque quizá el hecho de tener la necesidad de contar en todo momento y a todo el mundo qué pasa por tu cabeza, como te sientes, qué vas a hacer e incluso con cuanta frecuencia vas al w.c. puede estar directamente relacionado con la importancia que te das a ti mismo.

Y yo no me siento lo suficientemente importante como para pensar que a los demás les puede interesar con cuanta frecuencia voy al w.c.
Soy callada, introvertida...también soy sensible ... pero temo que las dos primeras cualidades tapan todas las demás y lo único que parece es que soy una persona borde y poco accesible.

No hay comentarios: